Descripción

Este es un blog de sentimientos, reflexiones, amor y de vidas pasadas sobre todo, ya que todo lo que escribimos en un momento determinado, se volverá pasado al fin y al cabo. Lo que las musas me susurran con su voz.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Tema 7) "Generación tecnológica" (TEMAS 2013)

Tema 7) Generación tecnológica



Buenos medio-días queridos bloggeros y twitteros. Hoy voy a escribir a cerca de un tema que me propusieron. Me lo plantearon de tal manera que hicieron referencia a una frase que dijo Einstein; "Cuando la tecnología sobrepase al ser humano será una sociedad de idiotas".

Supongo que hay bastante de razón en esa frase. De todos modos, tampoco a sobrepasado del todo a la humanidad. Sí que es cierto que si seguimos avanzando en la tecnología todas las personas que se dedican a algo "prescindible", es decir, algo que podría hacer una máquina en su lugar, la mayor parte de la población se quedaría sin trabajo, por si no tenemos suficiente con la crisis. 

Creo que también depende del enfoque que le des a esto. Porque si lo pensamos por un momento, si hubiera un avance similar al que he nombrado antes, las personas se exigirían más a sí mismas, intentarían hacer algo superior a una máquina, y pondrían más esfuerzo del que solían poner a la hora de hacer las cosas.

Pero sin embargo, también es cierto que los niños nacen casi con un móvil en la mano, cuando generaciones de mi edad (del 95) de pequeños jugábamos a las muñecas o en el caso de los varones a los coches, y los móviles por entonces eran un lujo bastante caro. Y sí, eso si que creo que los alela bastante, porque antes buscábamos la información que necesitábamos en enciclopedias, bibliotecas, y si teníamos ordenador, en él. Ahora, tienen todo al alcance de sus manos, tienen móvil donde tienen aplicaciones de todo tipo, traductor google, wikipedia, entre mil cosas más, que en verdad les perjudica porque no piensan por sí mismos. 

Sí, la generación que viene va a ser un poco "idiota" como dice Einstein. Porque son niños mimados que reciben todo tipo de lujos. Sobre todo padres que no tienen tiempo de estar con sus hijos y suplen el vacío que sienten sus hijos llenándolos de juguetes para la Play Station 3, para la Wii, para la Nintendo, y todo tipo de consolas, que para lo único que sirven es para que sus hijos no se sientan solos, ¿pero a fin de qué?, ¿de que no hagan las tareas?, ¿de que desarrollen un tipo de ludopatía?, ¿de que no se sociabilicen con la gente porque se quedan todo el tiempo en casa jugando a videojuegos?, ¿de que aprendan cómo matar en un juego de guerra?, ¿de que no aprendan nada de la vida?

Los padres con niños entre 8-13 años están cometiendo un gran error, están perdiéndose la infancia de sus hijos por ceder al consumismo y comprar y comprar cosas, en vez de estar con ellos, responder a sus inocentes preguntas, darles consejos sobre la vida, y demás. ¿Sabéis qué están creando esos padres consumistas y materiales? Una sociedad depresiva. Y están creando esta sociedad depresiva porque las personas se sienten solas, aunque estén rodeadas de aparatos, sus padres no les hacen caso, la gente se queda en casa jugando a juegos, y con sus "cacharros tecnológicos", y a fin de cuentas un ordenador, o un aparato tecnológico no puede aliviar la soledad que puede sentir una persona. Porque precisamente lo que nos diferencia a nosotros los humanos de la tecnología es que nosotros tenemos sentimientos, necesitamos caricias, besos, palabras de consuelo, contacto, abrazos, compañía, alguien a quien contarles nuestras cosas, y no alguien que cuando quedemos por ahí una tarde se pase el día entero tecleando con el móvil y no nos preste ni un mínimo de atención. Es triste que no se pueda mantener una conversación normal sin que la otra persona con la que estás hablando se ponga a mirar el móvil.

Digo también lo de la sociedad depresiva porque de esto me he ido dando cuenta estos días, se han suicidado dos personas aquí donde vivo, y con muy poco tiempo de diferencia entre una muerte y otra. Además de estar en una ciudad donde ha pasado esto, es que lo veo todos los días en twitter, en la calle, incluso tengo amigos suicidas que se hacen daño a sí mismos. ¿Qué nos está pasando?, ¿vosotros sabéis la de gente que ha sufrido miserias, que ha vivido en la época de Franco, mujeres a las que les pegaban sus maridos, que ha pasado hambre, que ha vivido y se ha dormido cada día con miedo?, pues sinceramente, no quiero ser dura, pero vosotros no habéis sufrido la mitad de lo que ha sufrido toda esa gente, ¿y creéis que se han suicidado? NO, porque las pruebas que te pone la vida es lo que te hacen ser fuerte, que salga ese instinto básico que tenemos todos por sobrevivir y seguir adelante. Y de verdad, no entiendo como sois capaces de haceros eso, y de hacérselo a las personas que siempre estuvieron allí. Si estáis solos llamad a quien sea, iros a casa de vuestra a abuela a ver cómo está, daros una vuelta por la calle solos y con música, quedar con alguien para hacer algo divertido, salir a la calle, gritar en un monte en el que nadie pueda oíros y desahogaros. Pero recordad siempre, que hay mil maneras de salir de esto y ninguna tiene que ver con el suicidio, porque os adelanto que cuando muráis no vais a encontrar la felicidad, simplemente dejaréis de existir. Y digo yo, ¿no es mejor luchar por vuestros sueños e intentar conseguir ser felices que rendirse al primer obstáculo que se os presenta? Creo que la mayor parte de vuestras respuestas serán "sí", así que disfrutad de la vida, del sol, del aire y dejad los móviles y los aparatitos un rato y os irá mejor, os lo aseguro.

-Tema propuesto por María Sánchez-

lunes, 4 de noviembre de 2013

Tema 6) "Los prejuicios y la superficialidad de la sociedad." (TEMAS 2013)

Tema 6) Los prejuicios y la superficialidad de la sociedad



Buenas noches queridos bloggeros y twitteros, hoy toca un nuevo tema. Aunque por los que me van llegando, hay bastantes que tienen que ver con la sociedad. E de decir que a veces le echamos la culpa de todo a la sociedad, mientras que formamos parte de ella y quizá hasta participemos en aquello de lo que nos quejamos. Pero igualmente, si os interesa, hablaré sobre ello.

Quizá, por la época en la que estamos haya un prototipo de hombre y un prototipo de mujer que es lo que está "correctamente aceptado", es algo así, como "lo que se debe ser". Y en esta sociedad, en nuestra época, se ve belleza en una mujer por ejemplo, que sea delgada, guapa, buena persona (en el sentido de ser dulce y educada), y que no diga groserías. Bueno, seguro que habéis oído a vuestros abuelos decir "en mi época nos gustaban las mujeres anchas de caderas para que pudieran parir muchos hijos". Bien, pues antes era todo lo contrario, tenía que ser ancha de caderas, y tampoco hacía falta que fuera especialmente guapa. Pero bueno, supongo que a base de la experiencia, hayan descubierto que es "más sano" ser una mujer delgada y esbelta. Perdonadme que me burle un poco de esto, porque sí, quizá no sea saludable tampoco ser una mujer ancha, porque existen problemas médicos relacionados con ello, pero a mí tampoco me parece bueno estar esquelética, blanca como un cadáver, y que se le notasen los huesos más que la piel. Eso tampoco me parece bien, yo creo que debería ser un intermedio, ni mucho ni muy poco. Sin embargo, cada uno es dueño de su cuerpo y nadie tiene porqué decirle a otra persona como ha de ser.

Blake Lively
Que exista una sociedad así, me parece repugnante sinceramente. Porque hay mujeres que trabajan con su cuerpo y su cara, es decir, modelos, que se meten todo tipo de drogas para seguir delgadas, que no comen, y que tienen que estar constantemente haciendo ejercicio. Yo es algo que no entiendo, que se premie a mujeres con caras y cuerpos enfermizos. Da hasta vergüenza, porque de hecho, el otro día estaba en la biblioteca de mi escuela, y me quedé mirando una revista de moda, y salía una mujer (modelo), totalmente chupada de cara, blanquísima, y con un ojo más bajo que el otro, con los ojos rojos. ¿Eso es glamour? ¿A vosotros os parece glamour? Si nos fijamos en Blake Lively (Serena van der Woodsen en Gossip Girl) es guapísima de cara, tampoco se le notan las mandíbulas, y tampoco está esquelética, está bien. Y las modelos que vemos en la pasarela, sólo son cadáveres en su última reserva de batería, las miras a la cara y piensas que se van a morir en cualquier momento, dan verdadero terror.

Sin embargo, esos prejuicios que tiene la sociedad, no es sin ir más lejos, que lo que cada uno tiene en su cabeza de lo que está aceptado, lo que es "políticamente correcto". Y sí, quizá la mayoría seamos superficiales, y nos interese más una cara bonita que un corazón puro. Pero bueno, qué voy a decir que no sepáis. Si seguro que la mayoría de chicas que me leéis habéis ido en pos de un "malote" con una media sonrisa increíble, un cuerpo de cine, y unos ojos de canalla que enamorarían a cualquiera, y después por ir con el cabrón guapo, en vez de con el buenazo normalito os habéis dado la hostia, pero aún así seguís cayendo en la misma trampa. Igual que los chicos que me leéis que seguro que habéis estado alguna vez con una tía increíblemente guapa, con un cuerpazo, pero que no os aporta nada. Que sólo es un cuerpo más y que no tiene vida interior. Pero bueno, es el precio que se paga por la superficialidad supongo, donde hay mucho bueno, saldrá parte mala, igual que si hay mucha parte mala saldrá algo bueno. En las dos opciones tenemos lo mismo, pero preferimos algo que nos entre por la vista, a algo que nos entre por el corazón y no por la vista.

También tengo que hacer un apunte a todo esto, no sólo nos fijamos en la apariencia. Sí, está claro que buscamos la belleza sobre todas las cosas, pero eso no quiere decir que busquemos a Ashton Kutcher (en este caso las mujeres), si no que determinadas actitudes hacen que veamos a alguien más guapo o menos. Me explico, si hubiera un chico muy guapo, si fuera tímido, antisocial, inseguro, y quizá bastante empollón, no nos gustase, simplemente, porque esos gestos, o esa actitud que adopta ante las adversidades no nos resulta atractiva. Mientras que si es un chico, (que no tiene porque ser muy guapo, aunque ciertas veces va a acompañada la seguridad de lo que llamamos un físico correctamente aceptado), es seguro, un poco chulo, que tiene frases ingeniosas que decirte, que te pica, y que está "por encima de las leyes", resulta más atractivo, aunque el físico no tenga que ver. 

Yo siempre he dicho que la belleza está en los ojos del que mira, es decir, que cada persona sabe lo que está buscando en otra. Y si hablamos de encajar en una sociedad que es superficial, pues bueno, qué os voy a decir, como diría Rayden "qué triste sería ser como quieren que seas". Porque ahora estamos en una sociedad "hipster, swag, tumblr", pero creo que cada uno debería tener suficientemente personalidad para no seguir ningún patrón, ni ningún estilo más que el suyo propio. Al fin y al cabo, somos miles de personas en el mundo, y cada uno será como quiera ser, y no como tenga que ser, y a quien no le guste que le den. Sed felices ;D

-Tema propuesto por Maider Osia-

miércoles, 9 de octubre de 2013

Tema 5) "Síndrome de Peter Pan" (TEMAS 2013)

Tema 5) Síndrome de Peter Pan





Buenas noches queridos bloggeros y twitteros. El otro día estuve pensativa, no me apetecía atender en una clase específicamente, y me puse a escribir esto. Así que de ahí el fruto de mi mente pensativa en aquel momento:

El síndrome de Peter Pan recibe su propio nombre del dibujo animado del famoso cuento "Peter Pan". ¿Por qué Peter Pan? Porque el cuento relata la historia de un niño que vive en "nunca jamás", un lugar donde no pasa el tiempo y siguen eternamente en la misma edad, en la niñez. De igual manera, se aplica este cuento a las personas que desean vivir en una edad permanente siendo niños. Son personas a las que les asusta crecer, les asustan los cambios. Como vengo diciendo en entradas anteriores, a todos nos asustan los cambios, queremos que nuestra vida siga tal cual está. E incluso se ven otros síndromes parecidos a este que padecen personas mayores, como la llamada "Crisis de los 40", que también se debe a una especie de "fobia" hacia los estragos que puede causar el paso del tiempo. Estos dos síndromes por separado tienen connotaciones diferentes, pero mantienen una idea en común, el miedo a envejecer. 

Seguramente habréis oído mucho frases como "con lo bien que estábamos cuando éramos pequeños y nuestra única preocupación era no salirnos de la línea al pintar". Quizá a medida que crezcamos vayamos comprendiendo más el mundo que nos rodea, y vayamos a su vez destapando todos aquellos "ya lo entenderás cuando seas mayor" que decían nuestras madres. Y sí, ¡cuánto cambian las cosas! Antes nos moríamos por saber qué era eso a lo que se referían nuestras madres, y ahora más bien desearíamos no saberlo. Como ya sabéis, los ignorantes son los más felices.

Yo creo más bien que somos demasiado cómodos, como siempre, todos queremos eximirnos de nuestras responsabilidades, pero a medida que crezcamos irán aumentando, es así. Queremos aquello que nos es imposible de tener. Acordaos de cuando decíais de pequeños que queríais ser mayores para hacer cosas que antes no podíais hacer. Es una pescadilla que se muerde la cola. Somos inconformistas y cuando algo se va, o se queda suspendido en el tiempo, siempre se idealiza (si no es un recuerdo malísimo, claro) y lo echamos de menos.

Qué sé yo, esto no se debe a nada en concreto, simplemente es el ciclo de la vida. Sí, quizá influya que al ser más pequeños no nos diéramos cuenta de las dificultades que presenta la vida. Pero pensadlo un momento, ¿de verdad querríais ser pequeños de nuevo? Además de que la mayoría de gente no ha tenido una buena infancia, esta época de la vida también tiene sus momentos agradables, que después cuando seáis mucho mayores echaréis de menos de nuevo. Pero al fin y al cabo, no hay parte buena sin parte mala, todas las épocas de vuestra vida serán así. Daos cuenta de todas las cosas que nos perderíamos si volviéramos a la niñez de nuevo; las fiestas, el placer de ponernos vestidos y ponernos guap@s para salir, poder decidir sobre tu vida, salir hasta tarde, los viajes con los amigos... Entre miles de cosas más que de ser pequeños no podríamos hacer.

El problema aquí no es el hecho de que nos hagamos mayores, si no que no sabemos ser felices, no sabemos buscar la felicidad. Pero a nosotros mismos no nos vamos a echar la culpa, ¡qué va! ¡La solución está en un imposible! ¡Está en volver al pasado! No, no le echéis la culpa al tiempo, la culpa es vuestra o nuestra, de cada uno, quiero decir. Y si no estás agusto no tu vida haz algo para cambiarlo, pero no te lamentes, porque seguirás igual que estabas y ni tú ni yo queremos eso.

-Tema propuesto por Myriam Jiménez-

sábado, 5 de octubre de 2013

Tema 4) "Miedo irracional y razonado" (TEMAS 2013)

Tema 4) Miedo irracional y razonado



Buenas noches queridos bloggeros y twitteros, hoy damos comienzo a el cuarto tema que me han propuesto en relación con el miedo. Exactamente las preguntas que me hicieron fueron: "¿Por qué nos dan miedo ciertas cosas?" y "¿Por qué seguimos teniendo miedo a algo cuando sabemos que es una tontería? Y bien, casi respondo a estas preguntas con el título. Por el miedo irracional, y razonado. Así que dividiré el contenido en esos dos apartados.

Miedo irracional:

El miedo en general es una alerta que produce el cuerpo ante algo extraño que puede hacer que nuestra vida peligre. Es como una alarma que salta cuando nota indicios de peligro. Normalmente, hay ciertos patrones que siempre se cumplen en "el ritual del miedo". Elementos comunes que salen en las películas y que por tanto siembran la duda en nosotros. Normalmente, cuando acabamos de ver una película, o experimentamos la sensación del miedo, al acostarnos se siembra en nosotros esa duda, la inquietud, y por tanto, lo que llamamos "paranoia". Suele ocurrir, porque hasta el momento de habernos encontrado en esa situación de peligro, no nos hemos planteado si quiera que pudiera peligrar nuestra vida. En estos casos la mente juega muy malas pasadas, e incluso si la "paranoia" es muy fuerte, si tienes mucho miedo metido en el cuerpo, hasta puede crear ilusiones, e incluso siluetas que en realidad no están. No es el hecho de que consideremos un miedo como tontería o no, es el hecho de que siembra duda e inquietud en ti. Como lo de taparnos con la sábana cuando creemos que alguien viene a hacernos daño, como si la sábana tuviera un escudo o algo parecido. Y no, no es por eso por lo que lo hacemos. Es porque nosotros sabemos que el miedo en cuestión no es real, que está en nuestra mente, por eso nos tapamos los ojos, para no ver, porque sabemos que de la única manera que puede hacernos daño es viéndolo, porque nada puede atacarnos, no es real. Como ya sabéis muchos, lo que caracteriza al ser humano es el instinto de supervivencia, si de verdad hubiera un miedo real que pudiera herirnos atacaríamos en vez de escondernos, o como poco correríamos.

Miedo razonado:

Hay ciertos miedos que tienen lugar en la infancia. Se suelen llamar "traumas infantiles", que surgen por una situación de pánico en la que nuestro cerebro no pudo asimilar los hechos y los borró de la memoria. Como ya sabréis, los psicólogos como los psicoanalistas empiezan hablando sobre la infancia, porque todas las cosas que hicimos en el pasado forman lo que somos ahora. Os voy a poner un ejemplo:

Un chico llamado Simon temía al agua, y sabía perfectamente porqué la temía aunque no le gustaba recordarlo. Cuando tenía 6 años estaba jugando con su hermano en la piscina, fue un momento dentro de la casa a por la espada para jugar, y se encontró a su hermano pequeño flotando muerto en el agua. Desde entonces, se culpó por la muerte de su hermano toda la vida, y como si el agua tuviera veneno, no quiso volverla a tocar. 

Este tipo de traumas infantiles, después se convierten en fobias. Un miedo obsesivo hacia algo en concreto que trae malos recuerdos. Y bueno, seguro que os estáis preguntando, ¿y este es el miedo razonado?, ¿no debería ser al revés? Pues no, la respuesta es no. Porque por decirlo de alguna manera, esto se justifica, digamos que tienen derecho a tenerle miedo a las cosas a las que temen. Pero no hay nada que el tiempo y un psicólogo no pueda curar. Yo misma tengo un trauma infantil, y bueno, lo llevo bien, intento no alarmarme cuando me encuentro en esa situación porque sé a qué se debe.

Pero de todos modos, ningún miedo es bueno, ni tampoco es normal, ni ningún miedo de otra persona tiene porqué hacer gracia. Todos queremos sobrevivir, y no es malo preocuparse por ello. De hecho, sin miedo, no sentiríamos el peligro, y si no lo sintiéramos, no podríamos sobrevivir. Al igual que la muerte, enemiga de todos, el miedo también forma parte de la vida.

-Tema propuesto por Myriam Jiménez-


domingo, 22 de septiembre de 2013

Tema 3) "Fantasmas y experiencias paranormales" (TEMAS 2013)

Tema 3) Fantasmas y experiencias paranormales







Buenos días queridos bloggeros y twitteros. Este tema se centrará en dos preguntas fundamentales: ¿Crees en los fantasmas?, ¿has tenido alguna experiencia paranormal?


Yo no lo llamaría "fantasmas" porque asocio esa palabra más bien a las leyendas y a los cuentos. A esas sábanas con dos agujeros para los ojos y un agujero para la boca que de improvisto te saltan encima y te dan un susto de muerte. O como por ejemplo un "fantasma de dibujo" como puede ser Casper, que son calvos y tienen una cola como la de un genio. En los fantasmas he de decir que no, no creo. Pero sí que creo en los espíritus. 

He sido siempre de las que nunca ha querido hacer una ouija porque pienso que a los fallecidos hay que dejarlos descansar en paz, tampoco hay que tentarles. Así que puede que algunos espíritus se queden aquí porque tengan asuntos pendientes que resolver y no puedan marcharse hasta haberlos solucionado. 

Entre fantasmas
Aunque parezca una tontería, también pienso que algunos actúan como "ángeles de la guarda". Que se quedan o que están arriba protegiendo a sus seres queridos, o simplemente a uno de ellos, es decir, que se murieron porque su misión era esa, proteger a alguien. Sé que suena un poco inverosímil, pero cada uno lo ve como quiere verlo. Tampoco me baso en conjeturas porque sí que lo supe de alguna manera por "una experiencia paranormal". Y a parte se ha visto en muchas series, tanto lo que he dicho anteriormente en "Entre fantasmas", como lo que acabo de decir ahora en "Casi Ángeles" o también en un libro que se llama "Almas gemelas". Sé que las series son ficticias, pero de alguna forma se empieza. Si han llegado a esa conclusión también estará basado en experiencias de personas corrientes, y también en historias ficticias, porque evidentemente no podemos ver a los espíritus, y menos contactar con ellos (a no ser que sea mediante la ouija).

En cuanto a mi "experiencia paranormal" contaré algo. Cuando murió mi padre yo dije "mi padre es ahora mi ángel de la guarda, sé que me ayudará cuando lo necesite". Y según la serie de Casi Ángeles, los espíritus pueden mandar señales al otro lado, es decir, a este, de una forma sutil. Con esto me refiero a que no te vas a encontrar de improvisto una nota que ponga "hija, estaré aquí", tampoco es eso. Pero sí una especie de señal. Algo dicho de forma indirecta. Por ejemplo en un libro, o como es en mi caso, en un poema. Ocurrió así:

Hace poco, me pasó algo que me destruyó bastante, y estuve unos cuantos días muy mal. Era Junio, y tenía que estudiar para los exámenes finales. Mi mesa era un completo desorden, tenía todos los papeles revueltos encima de la mesa, y fui a buscar uno en concreto, entonces vi un folio que sobresalía, y estaba tapado hasta la mitad, vi que era un poema. Y a mí me encantan los poemas, así que quise leerlo, y no sé a cuento de qué, lo empecé a leer desde la parte que estaba tapada, y decía así: 

Sin desdeñar tampoco la que fuiste 
por la que ibas a ser dentro de nada;
ya no sé si me explico, pero quiero
aclarar que si yo fuese
Dios, haría
lo posible por ser Ángel González
para quererte tal como te quiero,
para aguardar con calma
a que te crees tú misma cada día,
a que aprendas todas las mañanas
la luz recién nacida con tu propia
luz, y corras
la cortina impalpable que separa
el sueño de la vida,
resucitándome con tu palabra,
Lázaro alegre, 
yo,
mojado todavía
se sombras y pereza,
sorprendido y absorto
en la contemplación de todo aquello
que, en unión de mí mismo,
recuperas y salvas, mueves, dejas
abandonado cuando -luego- callas...
Escucho tu silencio.
Oigo
constelaciones: existes.
Creo en ti.
Eres.
Me basta.

Aparentemente así no parece que el autor estuviese hablándole a su amada. Pero si leyéramos el poema desde el principio sí lo parece. Y además, cuando vi el autor, "Ángel González" me pareció demasiado casual. Porque mi padre se apellidaba González, y Ángel es lo que yo pensaba que era. Y en este poema, según mi situación, era como si me estuviese diciendo que no me juzgó por lo que hice anteriormente, porque me iba a beneficiar después (en los primeros versos). Que yo crea en él le hace sentir vivo, que cuando callo, él deja de existir. Y que me quiere por cómo soy. Eso es lo que yo interpreté. Bien, pues aquí dejo el principio del poema, para que después de haber leído esto lo leáis desde el principio con el resto y veáis que cambia el significado completamente:

Me basta así

Si yo fuera Dios
y tuviese un secreto,
haría
un ser exacto a ti;
lo probaría
(a la manera de los panaderos
cuando prueban el pan, es decir:
con la boca),
y si ese sabor fuese 
igual al tuyo, o sea
tu mismo olor, y tu manera
de sonreír,
y de guardar silencio,
y de estrechar mi mano estrictamente,
y de besarnos sin hacernos daño
-de esto si estoy seguro: pongo
tanta atención cuando te beso;
entonces, 
si yo fuese Dios,
podría repetirte y repetirte,
siempre la misma y siempre diferente,
sin cansarme jamás del juego idéntico

Y después va el trozo anterior. Aquí se aprecia claramente que hemos separado toda la parte de amor hacia la chica a la que se lo escribe, y lo demás es diferente.

-Tema propuesto por Myriam Jiménez-

sábado, 21 de septiembre de 2013

Tema 2) "Posible existencia alienígena" (TEMAS 2013)

Tema 2) Posible existencia alienígena




Aquí va el segundo tema sobre la posible existencia alienígena y también un poco de información sobre el tema antes de mi opinión personal. Que se resume en una sola pregunta ¿Crees que ha podido existir vida extraterrestre?

La persona que me propuso este tema se refería expresamente al canal Xplora que emitió en antena un programa llamado "Generación alien" donde se pretende demostrar la existencia de vida alienígena mediante textos históricos, datos arqueológicos y leyendas que contienen pruebas del contacto entre los humanos y extraterrestres en el pasado. Este programa afirma que fueron los Aliens los que crearon las pirámides, que hay leyendas que afirman su contacto con el de los humanos, así como el avistamiento de ovnis que dicen que sí que hubo muchos y por eso se cree en la existencia alienígena o extraterrestre. 

Hay muchas teorías a cerca de esto, y bueno no sé, tampoco puedo decir con exactitud si es cierto o no. Lo único que sé es que yo no los he visto. Pero a los dragones tampoco los vi en su momento, y está claro que hay pruebas evidentes de su existencia. Sin embargo, si es cierto que los alienígenas existieron tiempo atrás, deberían estar sus huesos, o debería de quedar algo de su existencia y sin embargo no lo hay. Y no me refiero a las pirámides que hayan podido crear o cosas que hayan podido hacer, si no a pruebas físicas de su cuerpo. A algo que demuestre sin lugar a dudas que estuvieron aquí. Y de todas maneras, si cada planeta está hecho para la supervivencia de las criaturas que lo habitan, si fueran EXTRA-TERRESTRES deberían de haber quedado sus cuerpos. Porque está claro, que si existieron, o se marcharon de aquí en un momento determinado, o se extinguieron igual que los dinosaurios porque no podían sobrevivir en nuestro planeta. Y de todas formas, de ser cierto, deberían haber empezado a vivir mucho antes que nosotros para haberse encontrado con los humanos más primitivos y haber conseguido la manera de llegar hasta aquí. Porque para saber de nuestra existencia primero tendrían que haber estudiado los planetas, el universo, las galaxias, el sistema solar, y después saber cómo empezó la vida para saber que pruebas deberían buscar cuando llegaran aquí de nuestra existencia. Porque vaya, no creo que quisieran hacer un viaje tan largo y peligroso (que por cierto también tendrían que tener estudios sobre las atmósferas, y la gravedad, y si pueden respirar fuera de su planeta) y esperar que hubiera algo o alguien dentro del planeta y si no lo hubiera marcharse directamente. Así que no sé, puede ser. Pero yo creo que es improbable. Que estén buscando pruebas sobre los alienígenas no quiere decir en sí que existan porque ellos CREAN que construyeron las pirámides, y porque las figuras que se representan son híbridos, mitad humanos y mitad animales. Pueden tener congeturas sobre muchas cosas, pero nada está demostrado científicamente, puede PARECER, pero en ningún caso ES exactamente.
También es verdad que esas historias, o leyendas que se cuentan los mencionan. Y que queramos o no todos sabemos lo que es un alienígena, y bueno, puede que ese conocimiento se deba a que esa idea de alien exista, y exista porque realmente los alien existieron hace muchos años. No lo niego del todo, porque puede ser, todo puede ser, pero lo que sí sé es que no tienen pruebas concluyentes, y que hayan existido realmente no nos interesa. Si se diera el caso de que se poblara algún planeta más lo sabríamos, porque no se ha dejado de investigar este tema, pero creo firmemente que en este planeta no vamos a encontrar pruebas de su existencia, porque la mayor prueba que puede haber, es un extraterrestre de pies a cabeza (si los tienen).

-Tema propuesto por Myriam Jiménez-


Tema 1) "La muerte" (TEMAS 2013)

Tema 1) La muerte


Buenas tardes queridos bloggeros y twitteros, como ya sabéis el año pasado pedí temas para escribir en mi blog. Y ya que me gustó bastante la experiencia he vuelto a hacerlo, aunque he de decir que no me salió del todo bien. Este es el primer tema, que va a centrarse en dos preguntas: 1) ¿Qué crees que hay después de la muerte? 2) ¿Tienes miedo a morir?

Según la religión de cada uno se pueden llegar a diferentes conclusiones. Por ejemplo: Los indúes y los budistas creen según su religión, que cuando se mueren se reencarnan en un animal. Los católicos creen que cuando se mueren van al paraíso o a la condenación de su alma, todo va en función de sus actos en esta vida. Algunos de los ateos creen que una persona vive para siempre debido a que, ya que existe ahora, está establecido en el universo como una posibilidad y por tanto se trata de una realidad. Los nihilistas y existencialistas creen que la muerte es el fin de la existencia. Entre otras religiones que piensan de forma parecida a estos. 

Todos somos humanos, y todos tenemos tanto debilidades como miedos. Con esto me refiero a que mucha gente que cree en el cielo, o en la reencarnación, lo que tiene es miedo a la posibilidad de que pueda finalizar su vida. Y su alma quede condenada a estar atrapada en un cuerpo eternamente. A que todo por lo que han luchado e incluso todo por lo que matarían por no perder nunca un día se esfumará, y ellos no podrán hacer nada por evitarlo. Creer en que hay algo después de la muerte es tener una pizca de esperanza, algo a lo que agarrarse, y creer que aún podemos hacer algo por continuar.

Yo me he criado en una sociedad católica, en concreto en un colegio católico. Y supongo que una de las ideas que más tengo en cuenta es la del catolicismo, eso del infierno y el cielo. Sí que creo que es importante como lleves tu vida, y que tanto si la llevas bien como si la llevas mal vas a tener tu merecido. Es una forma sutil de hablar del karma en este caso. Al igual que con esto también se quiere que las personas intenten sobre todas las cosas llevar su vida lo mejor posible. Realmente, me identifico un poco con los nihilistas y existencialistas, porque ellos creen que hay conexiones. Es decir, creen en las líneas del tiempo, y realidades alternas. Yo esto lo pude ver en una serie que lo representaron a la perfección (Casi Ángeles). Y también creo en ello, pensad que para que todo este mundo, que es inmenso y sobre todo variado, funcione se necesita conexión. Es como un puzzle, cada pieza tiene que estar en un determinado lugar y ser de una determinada forma, porque si no el puzzle no encaja, queda inconexo. 

Muchas veces he pensado por ejemplo en las vocaciones de la gente, ¿por qué todos no queremos ser médicos? o ser algo en concreto que todo el mundo quiera ser. O, ¿por qué cada persona está hecha para tener un determinado trabajo? O ¿por qué se sabe qué vas a ser de mayor cuando eres pequeño? Hay muchas preguntas que no están científicamente probadas, ni hay evidencias inescrutables sobre ellas. Pero seguro que alguna vez habéis tenido algún profesor o alguien que os diga "yo ya sé lo que vas a ser de mayor". Es como si cada persona estuviera destinada a hacer algo. Por eso parece muchas veces que todo está pensado ya. Sólo que hay personas que se desvían del camino al que realmente tendrían que encaminarse, y toman malas decisiones.

Realmente creo que la teoría más racional de todas las anteriores es que cuando te mueres no hay nada más, te has muerto y ya está. Pero por otra parte sí que creo que todos tenemos almaY en cuanto al miedo a morir, ahora puedo decir que no, que no tengo miedo a morir. Pero realmente, si me viera ahora mismo con un cuchillo en mi garganta seguro que estaría muerta de miedo. Sin embargo, es más bien que no soy consciente de ello ahora mismo. Quiero decir, ahora no estoy en peligro de muerte, por lo que no tengo nada que me incite a tener miedo. Pero en el momento en el que me vea en peligro seguro que sí. Pero supongo que como todo el mundo. Si llegara a ser anciana, sí que tendría miedo a morir (bueno, lo supongo porque en ese momento lo más probable es que piense de otra manera) porque ver como vas envejeciendo, y el paso del tiempo en tu cara, debe de ser duro. Sabes que te está llevando la corriente, y que tarde o temprano pasará. Además siendo anciana eres mucho más frágil y puede pasarte cualquier cosa. Pero bueno, son riesgos que hay que correr en la vida, y ojalá algún día llegue a ser anciana.

-Tema propuesto por Myriam Jiménez-

miércoles, 17 de julio de 2013

Miedo obsesivo

Miedo obsesivo

Buenos tardes queridos bloggeros y twitteros, aquí os voy a dejar una de las entradas que escribí cuando estaba de vacaciones.

Tantas desgracias en el mundo, tanta maldad al abrir los ojos, tanta angustia y tantos traumas como consecuencia de ello.

Vivimos en un mundo cruel, ambicioso, trastornado, y sobre todo, ciego. Un día cualquiera te despiertas con la sensación de que va a ser un gran día. Un día te despiertas teniendo en cuenta las cosas bonitas de la vida, cansada de la rutina, pendiente de tus problemas mundanos. Ese día, esos problemas y esa rutina se convierten en prioridades, confías en cualquiera. Hasta que un día pasa algo que te da en las narices y te hace despertar, tanto del bonito sueño, como de la rutina. Vuelves a ese estado neutro de ánimo porque te das cuenta de que las cosas malas ocurren y existen. Es un pellizco en un sueño que te devuelve a la realidad. Pero sin embargo, otra vez, cuando se te olvida ese "algo malo" que te ocurrió vuelves a sonreír como nunca olvidando el mal del mundo. Y así como una sucesión en cadena destinada a repetirse eternamente ¿Que por qué sucede esto? Porque el ser cree en una felicidad completa que en realidad no existe. Sin embargo, todos somos conscientes de que la felicidad dura muy poco, pero de alguna manera lo olvidamos.

Después ocurre una situación traumática que se guarda en el subconsciente para hacerte la vida más difícil, algo que no podrás olvidar jamás. Un miedo llamado trauma que se convierte en un miedo obsesivo. Lo pasaste tan mal viviendo esa situación que intentas hacer todo los posible para que no vuelva a ocurrir de nuevo. Te asustas porque no quieres obsesionarte, pero tampoco puedes impedirlo, y es más, te asustas más cuando te dicen que ni siquiera un psicólogo podrá hacer que te cures de dicha obsesión.

Mientras estamos ocupados viviendo el día a día, no tenemos en cuenta de que podemos tratar con un; maltratador, pederasta, traficante, asesino; sin ni siquiera darnos cuenta. Por una parte sabemos y decimos que no hay que confiar en nadie, que no te puedes fiar de cualquiera o ponemos en twitter la famosa frase "Trust no one", pero sin embargo, a la hora de la verdad confiamos, confiamos en cualquiera, y nos la clavan.

En ese momento, te sientes violada, no te lo esperabas para nada, y alguien no sólo ha jugado contigo, si no que ha jugado con sus mejores cartas para que no te dieras cuenta de ello. Ni el más inteligente puede guardarse de que le traicionen, puesto que la gente trastornada mide demasiado bien los pasos que da.
Afortunadamente, y en mi caso concreto, yo fui lista y pude encajar las piezas del puzzle, todo estaba ahí, el problema está en que muchas veces hay que abrir los ojos para ver. En parte fue bueno, porque me hacía falta un susto como este para salir de este berenjenal.

Tengo miedo, sobre todo de vivir asustada eternamente. Tengo miedo de que pueda salir perdiendo de esto cuando ahora mismo estoy ganando. Tuve miedo de perder a mi gente para siempre por esto, tuve miedo de no poder salir de este atolladero. Pero al fin y al cabo, tengo miedo pero sé que hace falta tiempo para salir de ello.

PD: Desde la vez que escribí esto, me hice más fuerte, y ahora creo que si el problema pudiera aparecer ahora mismo ante mis ojos, no dudaría ni un segundo en acabar con él de raíz. Ahora me veo capaz de enfrentarme a lo que venga.

domingo, 23 de junio de 2013

El tren de la vida

 El tren de la vida


Buenos días queridos bloggeros y twitteros, he estado pensando en trenes. Sí, estoy segura de que habéis leído en miles de sitios metáforas de los trenes de la vida, pero supongo que toda persona en su vida tiene que llegar a una conclusión sobre los trenes que ha tomado y los que tomará algún día. Como ya sabéis la vida es efímera, hay muchos pasajeros, y muchos trenes con billete de ida, pero no de vuelta.

El tren de la vida es la estación donde aguardan todos los trenes, es el tránsito de la vida, es todas las decisiones, todos los miedos y temores. Todo lo que compone parte por parte, nuestra vida y sobre todo nuestros viajes en ella. Para mí, hay estos tipos de trenes en el tren de la vida:

1) El tren del amor. Pasa una vez cada cierto tiempo, se lleva a nuestros amores verdaderos, a nuestros errores amoriles, a los sentimientos que queremos olvidar pero siempre vuelven. En ese tren siempre hay un fantasma del pasado, el fantasma de las brasas, de la frase que todos hemos oído alguna vez "donde hubo fuego, brasas quedan". Esos recuerdos junto a ese fantasma que vienen para hacernos pedazos el corazón. Todo lo que una vez vino y se fue, vuelve

2) El tren de la muerte. Todos hemos visto como se iba el tren de la muerte con nuestros seres queridos. Hemos visto como se subían a él nuestras personas más allegadas sin poder hacer nada para evitarlo. Este tren, suele estar plagado de pasajeros antiguos, de pasajeros con una vida destrozada, de pasajeros que cometieron el error de su vida, de pasajeros que pudieron remendar sus errores pero estaban demasiado perdidos como para ver las señales del camino, de pasajeros sin remedio, de drogadictos, de alcohólicos, de maltratadores... Nunca un ser querido de estos pasajeros ha querido que este tren se marchara hacia su caótico destino, pero tampoco nunca ha podido evitar su irrefrenable destino. El de evitar su llegada a ninguna parte. Sin embargo, y inevitablemente, hay trenes que deben partir.

3) El tren de las lamentaciones. Este es un tren que todos esperamos, este tren lleva consigo lamentaciones echas personas, lleva malos sentimientos, malas sensaciones, lleva dolor, corazones partidos, desengaños, aventuras, lleva el mal escrito en rótulo. Todos queremos que este tren parta a ninguna parte, sin ninguna dirección, que se pierda por el camino y que no vuelva. Todos queremos perder de vista todos esos recuerdos dolorosos que hacen nuestra vida más complicada de lo que es. Ese tren lleva todas las cosas que pudimos hacer y no hicimos, lleva todo lo que queremos perder de vista para siempre. Sin embargo, este tren, aunque no sepamos su destino, lo tiene sin duda, y puede llevar mucho tiempo hasta que llegue a su destino. La cabeza y el corazón necesitan tiempo, tiempo para asumir, tiempo para aceptar, tiempo para recuperarse, y es ese tiempo el que conlleva que este tren llegue finalmente a su destino.

4) El tren de las oportunidades. Este es veloz como un rayo, y pasa una vez por oportunidad. Si no lo ves venir, si llegas unos minutos tarde, se escapará, no volverá. Y en vez de tomar el tren de las oportunidades, tendrás que tomar el tren de las lamentaciones, que llevará tu lamentación consigo hasta un lugar indefinido todavía. Por eso, para estos trenes hay que estar esperando antes de su llegada, quizá horas, años antes de que este aparezca. Porque cuando haga su aparición estelar, sólo será una vez, y sólo tendrás unos segundos para subirte a él.

5) El tren de los recuerdos (buenos). Este es un tren que tomamos constantemente, es un tren en el que nos gusta viajar, es nuestro palacio de la memoria constante. Ya que el tiempo no vuelve, lo que has hecho, hecho está. Y esto no es bueno en este sentido, ya que ni puedes cambiar los errores que cometiste en el pasado, ni puedes revivir personalmente los buenos momentos que viviste. Pero por eso tenemos memoria, para acudir a ellos siempre que podamos, y por eso hay un tren, que podemos tomar siempre que queramos. Lo malo es, que con el tiempo, este tren viaja tantas veces, tiene tantos destinos y tantas ocupaciones, que se van perdiendo por el camino los recuerdos más antiguos, también para dejar espacio a los nuevos que vienen. Es sólo un tren, y no cabe toda la buena historia de alguien, hay cosas que pasan a ser banalidades, y acaban desechándolas del tren por falta de espacio.

Sin embargo, pese a todos los trenes que hemos tomado, los que se nos han escapado, los que pudimos coger, y los que aparecen una vez y no vuelven, tenemos una virtud en común todos los humanos. Todos tenemos conciencia, todos pensamos, todos sentimos. Al igual que todos merecemos más de un tren de la oportunidad, todos tenemos la capacidad de cambiar nuestra personalidad, de cambiar de mentalidad y no volver a cometer los mismos errores que cometimos en el pasado anteriormente. Pero por desgracia, hay personas que no tienen la mente abierta, y tienen el corazón cerrado, se empeñan en que algo no puede ser, y sin embargo "nada es imposible", todo está en la capacidad y en las ganas de cada uno para hacer algo. Yo siempre he sido una persona que ha ido a por lo que quiere, pese a las consecuencias que conlleve ir a por todas, y siempre he pensado que si una persona realmente quiere hacer algo, no importa lo que se interponga en su camino, porque no parará hasta que sea posible, CUESTE LO QUE CUESTE.

-Cristina González-

jueves, 20 de junio de 2013

No te quiero querer pero te quiero

No te quiero querer pero te quiero


Sin más dilaciones, aquí os dejo la segunda que escribí:
Lo asumo y respeto, podríamos haber sido todo lo que quise que fuéramos y más, pero, ¿qué le voy a hacer si todo ha salido así, mal? No es mi culpa ni la tuya, de eso estoy segura, porque las cosas suceden sin más ¿Diferentes? más bien iguales. Dos personas con carácter y necesidad de dar su opinión, que chocan por tener sus propias ideas.

Yo no busco una persona que me dé la razón en todo lo que pienso, porque puedo entender que hay diferentes opiniones, lo que busco es que me entiendan, tanto lo que pienso como lo que digo. Y nos cuesta, pero oye, al final siempre nos acabamos entendiendo y lo acabamos solucionando.

Y es por esto por lo que amo a la gente directa, sincera y que dice siempre lo que piensa, porque me evito conflictos, puñaladas y comerme el coco de las maneras en las que cierta gente hace que me lo coma.

¿Para qué callarse pudiendo dejarlo claro? ¿No estáis constantemente en twitter poniendo que valoráis la verdad y las personas directas? Entonces después no os cabreéis si la verdad os pesa o jode. Porque es así como soy, porque no tengo nada que esconder y por poner verdades en twitter lo que he conseguido es meterme en más líos. No entiendo porqué debería esconderme de lo que pienso, por eso lo publicaré donde quiera publicarlo.

Y en cuanto a ti, decirte que te voy a echar de menos, que pese a lo que hemos pasado, estos sucesos me han hecho más fuerte y querer disfrutarte más a ti. De todo esto he aprendido, y me quedo con eso. Con todos los buenos momentos que hemos pasado juntos, las risas las bromas y todo ello. En muchas ocasiones, has sido el único capaz de alegrarme un día gris de los míos. Cuando estoy contigo me olvido de todo, de todo lo que está pasando en mi vida, de lo mal que lo hemos pasado (o al menos yo) y soy feliz.

Me queda poco tiempo para disfrutar de tu compañía y sí, me jode pero la filosofía que hay que seguir siempre es “Carpe Diem”, ¿no? pues eso es lo que hago exactamente, vivir el día a día y disfrutar de los míos, de esos amigos que son para toda la vida y de ti. Cuando llegue el final ya tendré tiempo de comerme el coco.

¿Sabes? Te quiero pero no quiero quererte, debería odiarte y no me sale, quiero olvidarte y no puedo, ¿y qué hago? vivir el momento, sonreír y que me sonrías, y mientras, quererte en silencio y besarte en mis sueños.

Escribir se me hace pesado

Escribir se me hace pesado


Buenas queridos blogeros y twitteros, hoy pongo en marcha dos entradas más, no os espereis que sean preciosas, porque sólo son entradas de desahogo de tantas cosas que me han pasado últimamente. Así que en vez de deciros que espero que os guste, os digo que espero que disfrutéis leyéndome quien me lea;D

Tantas cosas han pasado, tantas cosas que he pensado y he vivido, tantos enfados que me hubiera gustado dejar en el olvido y dejar sin resolver. Pero bueno, imagino que la vida sigue su curso, con la finalidad de aprender de los golpes que entorpecen mi camino.

Me canso, me canso de saltar obstáculos, de la frase “caer sólo hará que me levante con más fuerza que antes”mentira, caer tantas veces sólo hace que saltes contra alguien a la mínima, sólo te hace odiar cada día más este mundo y sobre todo al “lobo” que es el hombre.

Una caída más es sólo otra decepción más, otras ilusiones rotas en mil pedazos, la astilla 3000 en el corazón. Los finales existen, y quizá verlos desde fuera sea bonito. Pero cada final establecido lleva detrás un cambio indeseado. A nadie le gusta cambiar algo que hacía de su rutina algo mejor, y por eso no admiten el cambio. Pero tenemos que comprender que si algo un día empezó también le tendrá que llegará su final, no importa lo bueno o malo que sea, porque acabará. No somos conscientes de ello porque el tiempo pasa lento, vivimos en un “Carpe Diem” constante, y después algo malo nos vuelve a explotar en la cara, y así sigue como una sucesión que no acaba, todo va de mal en peorEs una cadena de fichas de dominó con frágil estabilidad, cae una y después todas las fichas que ya tambaleaban inestables caen con ella. Es un bucle sin fin de decepciones y sufrimiento ¿Hasta cuándo?, hasta que te acostumbres a que las cosas vayan mal, hasta que llegues al punto intermedio, ni saltos de alegría ni ríos de lágrimas, cuando aprendas a pasar de ello. Cuando hayas aprendido a convivir con esos problemas que cada vez aumentan más, cuando ya formen parte de ti.

No es que no valoremos algo hasta que lo perdemos, yo disfruto de todos los momentos increíbles que paso con la gente que quiero y los valoro de verdad. Pero son esas ganas de estar con esa persona que se va las que te hacen pensar que quizá no hayas disfrutado lo suficiente con esa persona. Que una persona se vaya de mi vida, lo puedo evitar siempre que esté en mi mano. Pero  tengo que aceptar de una vez que se ha ido y que volverá casi seguro, pero también tengo que aceptar la posibilidad de que quizá no ocurra.

Ella, la niña de mis ojos, mi hermana, y todas las canciones que le canté cuando dormía. Eh, pequeña, no llores, que voy a estar bien aunque te echaré de menos cada día que no estés aquí.
Escribir se me hace pesado, del peso de mis lágrimas que están hartas de salir, y el deseo de sobrevivir está implícito aquí.